Pasar al contenido principal
x

Insta Facultad de Idiomas a preservar el zapoteco

Foto(s): Cortesía
Ángel Mendoza

TEHUANTEPEC, Oaxaca.- Debido al bajo porcentaje de personas que hablan zapoteco en Tehuantepec, la Facultad de Idiomas de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) insta a la población a no dejar morir la lengua materna.

El coordinador de Lenguas Indígenas de la Facultad de Idiomas campus Tehuantepec, Sergio Acevedo Gallegos, dijo que a diferencia de otros municipios de la región del Istmo donde se habla el zapoteco, Tehuantepec tiene pocos hablantes. 

Ante esto, la Facultad de Idiomas tiene entre sus propósitos revitalizar la lengua materna, mediante cursos, clases en aulas y otras actividades para animar a la población a no dejar de comunicarse en zapoteco, principalmente los jóvenes, porque son quienes se dejan llevar con más facilidad por los cambios sociales.

Los jóvenes suelen pensar que es más importante estudiar una lengua extranjera que un local, en la región del Istmo hay muchos lugares donde predominó el zapoteco, sin embargo, es común observar pocos hablantes hoy día.

Aprender zapoteco es como cualquier otro idioma, no es muy complicado, solo es cuestión de que los jóvenes pongan un poco de interés, y en lo fututo, no seamos identificados por nuestra vestimenta, sino también por la forma de expresión, aseguró.

En los esfuerzos por rescatar y preservar la lengua materna, la Facultad de Idiomas creó en el 2014 los grupos de zapoteco como programa de estudio dirigido a la nueva generación de alumnos.

El historiador tehuano Mario Mecott Francisco presentó en el 2021 el libro “Sones y canciones zapotecas de Tehuantepec” su propuesta es rescatar el zapoteco a través de la poesía y el canto, “educar y motivar a las nuevas generaciones de tehuanos a que se familiaricen con los términos lingüísticos”.

El escritor de Sam Blas Atempa, Antonio Ortiz Rojas precisó por su parte que, en su comunidad, el 90 por ciento de la población habla el zapoteco, pero las nuevas modas se van imponiendo, lo que contribuye a que la lengua se pierda con el tiempo.