Expone Solalinde corrupción en trámites de permisos del INM | NVI Istmo Pasar al contenido principal
x
Foto(s): Cortesía

Expone Solalinde corrupción en trámites de permisos del INM

Amando Orozco

JUCHITÁN, Oaxaca.- El sacerdote Alejandro Solalinde Guerra, fundador del Albergue “Hermanos en el Camino” de Ciudad Ixtepec, aseguró que los retrasos en los trámites de permisos en el Instituto Nacional de Migración (INM), es por falta de personal suficiente.

El defensor de los derechos de las personas migrantes, señaló que esto está provocando que en el módulo de San Pedro Tapanatepec, se sigan aglomerando ciudadanos extranjeros de diferentes países, principalmente de Venezuela y Colombia, quienes son víctimas de extorsiones y de robo de identidad.

Esto ha provocado que en los últimos tres meses se tenga “un cuello de botella” en San Pedro Tapanatepec, donde hay miles de migrantes que buscan un permiso para transitar libremente, al menos en el territorio oaxaqueño, sin ser molestados por las autoridades migratorias.

“Para conseguir un permiso, hay quienes están pagando hasta 400 dólares a los líderes que se encargan de llevar el control de las listas para obtenerlo en al menos tres días”.

Solalinde dijo que ha puesto varias denuncias penales contra el INM, incluso contra algunos elementos de Migración, que han sido señalados por los migrantes que les han arrebatado sus permisos.

Apoyo en Ciudad Ixtepec

“No se me hace honesto, que con una mano les den los trámites y con la otra se los quiten, se los rompan y los deporten […] eso está pasando, por eso pienso que se necesita buscar una solución, no sólo en Tapana, sino en toda la frontera sur”.

Por esa razón, dijo que en el albergue de migrantes de Ciudad Ixtepec, están apoyando a los ciudadanos extranjeros a obtener un permiso de salida de 20 días, completamente gratis, y con ese documento puedan seguir avanzando hacia su destino, que en su mayoría busca llegar a la frontera norte.

“Son de 20 días para que puedan transitar por todo el país y además se dan las visas humanitarias, pero también las tarjetas de visitante por razones humanitarias y por supuesto la credencial de refugiado”, aseguró.