Pasar al contenido principal
x

En Tehuantepec, viejas casonas están a punto del colapso

Foto(s): Cortesía
Ángel Mendoza

TEHUANTEPEC, Oaxaca.- Las construcciones antiguas que persisten en la ciudad representan una amenaza y preocupación para los peatones. 

El problema puede ser grave porque hay personas que se ocultan en esos predios para cometer ilícitos, muchos de ellos, nadie los conoce, asegura Ernesto Cruz, vecino del barrio Jalisco.

Expresó que los vecinos han emitido un llamado urgente a los propietarios de estas casas para que tomen medidas inmediatas, ante el deterioro que pone en riesgo la seguridad pública de los peatones y a quienes se encuentran en sus alrededores.

Algunas de las viviendas fueron afectadas por los sismos y sus propietarios no recibieron ayuda para sus reconstrucciones, por lo que prefirieron dejarlas, lo que ha generado que maleantes de otros lugares lleguen a habitarlas. 

En el primer cuadro de la ciudad y alrededores los ciudadanos han identificado al menos 30 casas abandonadas que no han recibido mantenimiento durante años, según la apariencia que presentan.   

"Los vecinos hemos expresado nuestra preocupación no solo por la seguridad, sino también un posible colapso dadas las condiciones precarias en las que se encuentran algunas". 

Entre la calle Pedro Moreno y calzada Ignacio Zaragoza, con dirección a San Blas Atempa, hay al menos cinco viviendas antiguas abandonadas, ambiente propicio para albergar delincuentes y que están a punto de colapsar. 

En Tehuantepec no hay un censo real de las casas antiguas, donde sus propietarios las dejaron para migrar a otro estado del país, o dejarlas a su suerte, debido a lo costoso que implica darle mantenimiento.

Hasta antes de los terremotos del 2017 y 2018 la Asociación Civil Amigos del Centro Histórico tenía un registro de más de 200 edificaciones antiguas, de las cuales, alrededor de un 20 por ciento, estaban deshabitadas.