Pasar al contenido principal
x

¡Alto costo de productos impide celebrar a papás!

Foto(s): Cortesía
Ángel Mendoza

TEHUANTEPEC, Oaxaca.- La celebración del Día de Padre no se traduce en un incremento de ventas para el pequeño comercio, como si lo son otras celebraciones anuales. 

A pesar de las pocas expectativas, los comerciantes trataron de aprovechar para colocar algunos de sus productos y lo poco que lograron vender significó apenas un estimulo para continuar con sus labores, aseguró Floriberto Hernández Sebastián, dirigente de locatarios del mercado público Jesús Carranza de Tehuantepec.

Dijo que el Día de Padre es un buen día para quienes se dedican principalmente a la venta de calzado y ropa, fuera de este escenario, calcularon poca venta. 

Hernández Sebastián indicó que por lo general, son las grandes cadenas comerciales quienes concentrarán el mayor número de visitas, por consiguiente, generarán una mayor derrama económica que el comercio a menor escala.

Otros que se beneficiaron son los que venden productos comestibles como mariscos, bebidas, pollos, carne de res, entre otros.

Los productos que oferta el pequeño comercio por lo general son de consumo diario, y no tienen una temporada especifica del año en que pueda incrementar sus ventas, excepto el 10 de mayo, Día de las Madres, expresó.

Comentó que el comercio ha tenido un receso en sus ventas debido al aumento de precio de los diferentes productos, sin embargo, mantienen la esperanza de tener un incremento en sus ingresos con los siguientes días festivos.

A decir de Floriberto Hernández, la gente de hoy, festeja muy poco el Día del Padre, "todo esta muy caro, y las cosas que uno compra no se ve, pues al subir el salario, incrementa de precio los productos de primera necesidad".

"Ojalá subieran el salario, y los productos de primera necesidad se quedaran con el mismo precio, pues esto termina por encarecer la vida con sus diferentes festejos anuales", expuso.

Precisó que por esta esta situación, el Día de Padre dejó de ser una temporada buena para el sector comercio, pues la mayoría de los pequeños comerciantes no ven un incremento en sus ventas por la pérdida del poder adquisitivo y el repunte de la pobreza.