Seculta adeuda estimulo a trovador juchiteco | NVI Istmo Pasar al contenido principal
x
Foto(s): Cortesía

Seculta adeuda estimulo a trovador juchiteco

Redacción

Gerardo Valdivieso Parada

JUCHITÁN, Oaxaca.- Una composición del músico juchiteco Israel Vicente Vásquez quedó entre una de las seis canciones ganadoras de la convocatoria del Programa Estatal de Cultura Infantil y Juvenil de la Secretaría de las Culturas y Artes de Oaxaca.

Biidxi huiini xhiáa Tapombo (Semillita de algodón), es el nombre de la pieza con letra en zapoteco y español de este trovador juchiteco, que fue seleccionada en esta convocatoria emitida con el objetivo de preservar, fomentar y difundir las lenguas originarias y la riqueza sonora de Oaxaca, a través de expresiones musicales dirigidas a niñas, niños y jóvenes.

A casi dos meses del anuncio de los resultados, el compositor ha informado que aún no le han entregado el estímulo económico que según el contrato firmado con la Secretaría sería por transferencia bancaria y el reconocimiento por la titular de la Seculta.

El trovador juchiteco cumplirá en 2023 40 años de compositor con alrededor de 300 canciones de su autoría, pues fue durante el renacimiento cultural de los 80 y la dura represión política que empezó a escribir sus primeros versos que luego musicalizó.

Obra, de amor y de denuncia

Israel Vicente recuerda que fue durante el periodo que fue director de la Casa de la Cultura el poeta Macario Matus cuando empezó a escribir poemas principalmente de amor y de denuncia y que sus versos pasaron por el extremo rigor de la revisión del poeta de Cheguigo.

De su período como escritor de piezas musicales dedicadas a la lucha política de la COCEI, movimiento en el que participó activamente, trasciende hasta nuestros días “Canto a Lorenza”, “Estrella blanca”.

De sus temas amorosos destacan canciones como “Sol de alas anchas”, “Canto al colibrí”, “Como un tulipán”, “Oye”, ésta última la primera versión de lo que después se convirtió en “Ay morena” grabada en un disco por el trovador Feliciano Marín y Pepe Molina.

Sus creaciones han sido cantadas en los mítines de la COCEI y conciertos de jóvenes trovadores, y grabadas por trovadores como Fili López; el trovador grabó un disco en conjunto con el desaparecido músico Hebert Rasgado, y hace unos meses subió a las plataformas su reciente álbum “Antología: cantos de agua y arena” que recoge canciones de hace treinta años no muy conocidas y sus más recientes canciones.

A la par que la música, Israel Vicente desarrolló su actividad en las artes plásticas, que también inició en 1983 durante una huelga de hambre que mantuvo junto con otros compañeros de la COCEI frente a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) cuando a los 15 días de huelga empezó a realizar los dibujos de la manifestación que después pintó bajo diferentes técnicas.