Mandar GN a Sedena es para acallar protestas del Istmo | NVI Istmo Pasar al contenido principal
x
Foto(s): Cortesía

Mandar GN a Sedena es para acallar protestas del Istmo

Redacción

Gerardo Valdivieso Parada

JUCHITÁN, Oaxaca.- El decreto del presidente Andrés Manuel López Obrador para que la Guardia Nacional (GN) dependa por completo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) “va con dedicatoria” al Istmo de Tehuantepec, pues serán éstos los primeros en aplacar las protestas de las comunidades contra el conjunto de megaproyectos que tiene el gobierno federal en la región, opinó Miguel Ángel García Aguirre, defensor de la selva de los Chimalapas.

Aunque dijo que el Tren Transísmico será entregado para su operación a la Secretaría de Marina, la GN será “el primer frente y la Marina el segundo, el presidente no va querer ensuciarle las manos a la Marina a la primera, pero si no hay más remedio”.

Adelantó que es muy alto el valor que tendrá el tránsito de mercancías por este estrecho, “imagínate ¿cuánto cuesta al comercio mundial en dólares, si se hiciera el Tren Interoceánico y la autopista, un minuto que se interrumpiera la  circulación de los contenedores, esperándolos los barcos mercantes en los dos puertos del Golfo al Pacífico?”.

Y es que a diferencia del Tren Maya, que reconoció no hay una resistencia popular en la zona, en la región del Istmo en donde se planea desarrollar no solamente un tren sino un conjunto de megaproyectos como una autopista, diez parques industriales, plantaciones comerciales de agroexplotación, turismo de élite, “todo eso lo quieren blindar, sobre todo  conociendo la resistencia que hay en el Istmo oaxaqueño”.

Remarcó las diferencias del proyecto del Tren Maya y el proyecto Interoceánico; en el primero, algunos cuántos activistas, académicos y artistas defienden la selva. “Allá no hay resistencia popular indígena”, en cambio en el Istmo es otra la historia.

“Acá hacen una cosa así, de tumbar montaña, y los Chimalapas paran las máquinas al segundo día, se le montan encima a las máquinas, retienen al ingeniero de la obra. Aquí en el Istmo, aunque esté dispersa, dividida, pero la resistencia es constante, aquí los pueblos y las organizaciones indígenas no se van dejar, aquí la resistencia social es activa, movilizada, el día que intenten estrenar el tren lo van a parar, si es que lo intentan”.

Aseguró que en el Istmo el presidente López Obrador está jugando con fuego, porque si hay una represión violenta desataría una reacción, dijo que hay fuerzas escondidas en Oaxaca como el EPR y ERPI.

“A la primera que desate este aprendiz de brujo una respuesta violenta puede haber una respuesta popular”.

Dijo que el decreto del presidente sobre la GN, va con una línea del presidente de saltarse la ley e imponer sus planes como por decreto convirtió en seguridad nacional el proyecto del Tren Maya.

“En esa misma línea va lo del Tren Interoceánico, que de por sí lo había blindado encargándoselo a la Marina Armada de México pero ahora reforzado con la Guardia Nacional”.

 

"Aquí en el Istmo, aunque esté dispersa, dividida, pero la resistencia es constante, aquí los pueblos y las  organizaciones indígenas no se van dejar, aquí la resistencia social es activa, movilizada".

Miguel Ángel García Aguirre.

Activista y  defensor de la selva de los Chimalapas.