Pasar al contenido principal
x

Estudiantes suman esfuerzos para el rescate de la iguana

Foto(s): Cortesía
Amando Orozco

JUCHITÁN, Oaxaca.– Preocupados por el medio ambiente, alumnos y profesores de la Escuela Secundaria General “Adolfo C. Gurrión” de esta ciudad, decidieron emprender un proyecto para abonar en el rescate de la iguana, que se ha visto disminuida debido a su alto consumo.

El proyecto “Preservación de la Especie Iguana y de su Hábitat en la Comunidad de Juchitán” tiene el propósito de que los jóvenes hagan conciencia y pongan su granito de arena para la conservación de esta especie; el objetivo es repoblar los ecosistemas y concientizar a la ciudadanía, que se deben de respetar las vedas para que se reproduzcan más.

El profesor de Ciencias, Sócrates Pineda Castillo señaló que es excesiva la caza de la iguana en la región del Istmo de Tehuantepec, lo que ha llevado a que la población haya bajado.

De acuerdo con la NOM-059, la iguana es una especie que está amenazada, y aunque no se encuentra aún en peligro de extinción, nuestro país ha firmado acuerdos internacionales relacionados a la protección de la iguana, específicamente la iguana verde, esfuerzo que comparte con otros países de Centroamérica.

“Si no se trabaja en este tema, próximamente estarán en peligro de extinción. Desafortunadamente es en la etapa de reproducción, marzo y abril, cuando el consumo de iguana se dispara”, señaló el profesor Sócrates.

Detalló que, con recursos propios, compran las iguanas hembras que ya estén “cargadas”, y luego de que desovan las dejan en libertad.

“Nosotros vamos al mercado y adquirimos las iguanas que están listas para matarlas, las compramos y las llevamos al desovadero, una vez que depositan sus huevos, las liberamos en un lugar libre de cacería”, señaló Román Vicente Martínez, alumno del Tercer Grado grupo B.

Los huevos de la iguana son depositados en arena húmeda, donde permanecen durante 90 días; luego de un año de haber nacido, las iguanitas también son liberadas.

Zurisadai Castillo Mateo, alumna del Segundo Grado Grupo A, se dijo emocionada de participar en este proyecto, que dijo, ayuda a repoblar la especie y no se extinga.

“Se siente un orgullo participar en la salvación de esta especie. Por eso invito a más jóvenes a que se sumen a este proyecto”.

Por su parte, el director de esta institución, Feliciano Mecott Jiménez reveló que este proyecto se hizo acreedor del tercer lugar del Premio Nacional Amanda Rimoch a la Educación Ambiental; por lo que el próximo 21 de mayo, estarán en la Ciudad de México a la ceremonia de premiación.