Emprende organización Tona Taati' rescate del mezquite en el Istmo | NVI Istmo Pasar al contenido principal
x
Foto(s): Cortesía

Emprende organización Tona Taati' rescate del mezquite en el Istmo

Redacción

Gerardo Valdivieso Parada / NOTICIAS, VOZ E IMAGEN DEL ISTMO

JUCHITÁN, Oaxaca.- En el año 2007, el entonces presidente municipal de Santa María Xadani, Ahuizotl Jiménez Santiago, se mostraba arrepentido por haber autorizado el camino que comunicaba a su comunidad con la agencia Álvaro Obregón.

La vía había sido aprovechada por ambos pueblos para arrasar con los bosques bajos de la zona de árboles endémicos.

El aumento de la población y el olvido del aprovechamiento sustentable de los bosques ha arrasado con los árboles endémicos de la región para usarse como leña, que sumado al programa estrella del gobierno para el campo: Sembrando Vida, que privilegia el cultivo de árboles frutales y maderables, está acabando con los ejemplares de especies endémicas del  Istmo oaxaqueño, como es el caso del mezquite.

Los campesinos “limpian el monte” de sus terrenos en donde, por desconocimiento, se ubican especies endémicas muy valoradas en el pasado y que ahora sólo son un estorbo que hay que limpiar para aprovechar el apoyo económico mensual del gobierno.

Campesinos como Obet Fuentes, ex director de Desarrollo Rural del pasado Ayuntamiento juchiteco, dijo que al ser el mezquite “la leña más cara, en cuanto ven un pequeño monte con mezquite, luego, luego lo arrasan, porque la carreta de esa leña vale más de mil pesos”.

Sus antiguos usos ya no se valoran y sólo queda su aprovechamiento como postre que cada vez se ve menos en el mercado, como lo describe el que fuera integrante de la Comisión Campesina de la COCEI.

“El fruto no sólo servía para el dulce en Semana Santa, también era para los viejos ganaderos uno de los mejores alimentos para los vacunos, la madera sigue siendo muy apreciada para la hechura de carretas, también se hacían puertas y  ventanas”.

Para el dirigente de la organización campesina Tona Taati’, Tomás Chiñas Santiago, en el pasado se tenía el cuidado de no arrasar con los bosques utilizando machetes y hacha y actualmente con motosierras y hasta maquinaria no permiten la recuperación de las especies nativas.

“Podaban a su manera, desramaban los árboles, y no como lo hacen actualmente, arrasan todo, destruyendo el ecosistema, nuestras especies nativas no están contempladas en el catálogo de especies endémicas protegidas por la Semarnat”.

Denigrada a maleza 

El mezquite o “yaga bii” es denigrada a casi maleza y en el olvido, pero según el líder campesino “nuestros abuelos valoraban esta especie endémica, pero las dos últimas generaciones ya no lo hacen, tan es así que en los últimos años se ha explotado indiscriminadamente. Está a punto de extinguirse y no se ha hecho nada para su conservación”.

Aunque es admirador del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, reconoció que en cuanto a Sembrando Vida, su principal programa para rescatar el campo, en el caso del Istmo: "debemos reconocer que muchos campesinos actuales han deforestado sus parcelas para participar en el programa Sembrando Vida. Recuérdese también que, con el modelo industrializador del país, se deforestaron grandes superficies de selva baja para incorporarlas a la agricultura comercial que fracasó rotundamente, así como para el establecimiento de praderas con especies exóticas, cuyos resultados no son nada alentadores”.

Agregó que el resto de las especies endémicas tiene altas propiedades benéficas para el campo “como el huamúchil “biquiiche'” y el caulote o guásimo “yana'”, entre otras. Estas especies, fijan nitrógeno al suelo y en el caso del caulote, aporta fósforo y potasio, además del nitrógeno. Todas conforman un excelente ecosistema propio para desarrollar el sistema silvopastoril que nuestros abuelos practicaban y que hay que rescatar”.

Promotor desde hace más de 30 años del rescate de los saberes comunitarios para la preservación del medio ambiente y su manejo sustentable, como el maíz zapalote chico, Tomás Chiñas Santiago y su organización Tona Taati' en coordinación con un equipo de especialistas del Instituto Tecnológico Superior de Cajeme, de Ciudad Obregón, Sonora, buscan el rescate del mezquite.

 Mejor aprovechamiento 

Iniciaron con curso taller "Manejo y aprovechamiento del mezquite”, a cargo de Martín Villa Ibarra, coordinador del equipo de especialistas, con una parte teórica que se efectuó en el Foro Ecológico Juchiteco y las prácticas de campo se desarrollan en parcelas de los campesinos participantes.

El objetivo es lograr un mejor aprovechamiento del árbol obteniendo beneficios naturales y comerciales con un proyecto piloto en una superficie de 20 hectáreas y con la participación de veinte campesinos organizados en una cooperativa bajo el asesoramiento de los especialistas.

En el proyecto, sin derribar los árboles, se aprovechará para leña de forma controlada permitiendo su crecimiento sano, también se puede aprovechar por las cualidades de su madera para hacer muebles, incluso para procesar alimentos, ya que tiene una gran variedad de beneficios, consideró Tomás Chiñas.

+++++

La especie 

Apreciado por su madera y sus frutos, el mezquite era antaño una especie sumamente valorada. Las nuevas generaciones  y los erráticos programas de gobierno lo han reducido a simple leña.