Se mantienen herméticos ante hallazgo de osamentas en Juchitán | NVI Istmo Pasar al contenido principal
x
Foto(s): Cortesía

Se mantienen herméticos ante hallazgo de osamentas en Juchitán

Redacción

Gerardo Valdivieso Parada / Noticias, Voz e Imagen del Istmo

JUCHITÁN, Oaxaca.- Luego de que se reportara el hallazgo de osamentas en los cimientos de la Casa de la Cultura, trabajadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) se han mantenido herméticos ante el descubrimiento de los huesos que el presidente municipal, Emilio Montero Pérez, dio a conocer a través de una fotografía en sus redes sociales.

Fue el pintor Michael Pineda que en uno de sus recorridos al trabajo de rehabilitación del espacio cultural se dio cuenta del hallazgo; según él, son dos esqueletos, uno encima del otro, que fueron hallados en la esquina oriente del auditorio.

Los trabajadores del INAH que realizan las excavaciones, se han quejado que la empresa constructora los apura a terminar su trabajo en los cimientos del edificio, ya que retrasa el avance de la obra; sin embargo, mantienen su propio ritmo de trabajo arqueológico por ser esta zona el antiguo centro político de la ciudad.

En el año 2017, luego del terremoto, durante los trabajos para quitar los cimientos de la vieja escuela del Centro Escolar Juchitán, se descubrieron algunos como pedazos de cerámica y huesos, pero la Secretaría de la Defensa Nacional, por la prisa que le exigía el gobierno federal de entregar la nueva escuela, se negó a que se extendieran el tiempo de las excavaciones.

Esta vez, por instrucciones de los directivos del INAH en Oaxaca, los trabajos para rescatar los vestigios se toman su tiempo, porque después se tendrán que tapar y posiblemente en alguna parte se conserve como “una ventana arqueológica” para que se pueda apreciar una parte de las excavaciones.

El INAH no ha reportado nada relacionado con los hallazgos, sus características ni el tiempo que llevan los huesos enterrados; y como otros hallazgos, se enviarán a laboratorio para realizar estudios y dilucidar las incógnitas sobre lo que fueron en el pasado.

Para saber

La Casa de la Cultura, antes de que fuera expropiada por el General Heliodoro Charis Castro para servir como escuela, era parte del templo de San Vicente Ferrer.